top of page

Cómo Proteger la Madera contra el Agua: Consejos y Métodos Eficaces.




La madera es un material natural y versátil que se utiliza en una amplia variedad de proyectos de construcción y diseño. Sin embargo, una de las mayores preocupaciones al trabajar con madera es su vulnerabilidad al agua y la humedad. La exposición prolongada al agua puede provocar deformaciones, pudrición y deterioro en la madera, lo que reduce su vida útil y su apariencia estética. Afortunadamente, existen varios métodos efectivos para proteger la madera contra el agua y mantenerla en óptimas condiciones durante más tiempo. En Serrano Gómez S.A. somos expertos en el cuidado de la madera y le compartiremos algunos de estos métodos y ofreceremos consejos prácticos para proteger su madera contra los daños causados por el agua.



1. Lasures

Los lasures son una opción popular para proteger la madera contra el agua y los daños causados por los rayos UV. Estos productos, que se encuentran entre los selladores y las manchas, proporcionan una capa de protección transparente que penetra en la madera, sellando y protegiendo la superficie contra la humedad. Los lasures vienen en una variedad de colores y acabados, lo que le permite personalizar la apariencia de su madera mientras la protege contra los elementos.

2. Tratamientos Químicos

Otra opción para proteger la madera contra el agua es utilizar tratamientos químicos especiales diseñados para mejorar su resistencia al agua y la humedad. Estos tratamientos penetran profundamente en la estructura de la madera, fortaleciéndola desde adentro y haciéndola más resistente a los efectos dañinos del agua. Algunos tratamientos químicos también pueden ayudar a prevenir el crecimiento de moho, hongos y otros organismos que prosperan en ambientes húmedos.

3. Uso de Maderas Más Resistentes al Agua

Cuando sea posible, opta por utilizar tipos de madera naturalmente resistentes al agua, como la teca. Estas maderas contienen aceites naturales que las hacen más impermeables al agua y menos susceptibles a la pudrición y el deterioro. Al elegir maderas resistentes al agua para tus proyectos, puede reducir la periodicidad de aplicación de lasures y tratamientos químicos adicionales.

4. Mantenimiento Regular

Independientemente del método de protección que elija, es importante realizar un mantenimiento regular de la madera para garantizar su durabilidad a largo plazo. Esto incluye limpiar la madera regularmente para eliminar la suciedad y los residuos que puedan acumularse, así como volver a aplicar lasures y tratamientos según sea necesario para mantener su efectividad. Además, asegúrese de revisar la madera periódicamente en busca de signos de daños causados por el agua y abordar cualquier problema de inmediato para evitar que empeore.


En Serrano Gómez S.A. podemos asesorarlo acerca del mantenimiento preventivo o correctivo para su madera.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page